menu close menu

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada

Todos conocemos de vista, por no decir que en algún momento u otro de nuestras vidas, hemos probado las conocidas ‘pastitas de té’. Ese surtido de galletas de mantequilla que vienen en formas diferentes, algunas con azúcar por encima, otras con chocolate, y luego están aquellas que nos llaman la atención por su colorido centro de mermelada.

 

No sé vosotros, pero es llegar a la reunión social del tipo que sea, acercarte a la zona de comida, a la bandeja de galletas en concreto y únicamente quedar las galletitas que pobre de ellas, nadie quiere por su ‘aburrido’ aspecto. Las de chocolate suelen ser las primeras en desaparecer, pero qué decir de esas bonitas galletas con forma circular y su llamativo centro rojo de mermelada de fresa, ¡tampoco quedan!

 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada 

Gracias a esta receta eso ya no será un problema, pues podremos tener todas las que queramos en muy poco tiempo. Fáciles de preparar y rápidas en hacerse una vez en el horno. Podemos rellenarlas con la mermelada que más nos guste y tener un surtido variado de colores y sabores. Nunca más nos quedaremos sin estas galletas, y con la cantidad que salen de esta receta, ¡incluso podremos repartir alguna entre nuestros amigos si nos sentimos generosos!

 

Empezamos por precalentar el horno y preparar la bandeja de galletas o el tapete de silicona que vayamos a utilizar. A continuación reunimos todos los ingredientes para tenerlos a mano en cuanto los necesitemos.

 

En un bol, batimos la mantequilla, el azúcar blanco y el huevo. Podemos utilizar dos yemas o un huevo entero. Esta vez las preparé con un huevo.

 

Añadimos el extracto de vainilla, la sal y mezclamos todo bien.

 

Vamos integrando la harina de forma gradual hasta que se forme una masa de aspecto blandito y quede todo bien mezclado.

 

Si vemos que la masa queda demasiado blanda o pegajosa para poder manejarla (habrá que formar bolitas) la dejamos en la nevera unos 15-20 minutos o hasta que veamos que ha adquirido la consistencia deseada.

 

Con la mano o con la ayuda de una cucharita, formamos bolitas de masa de unos 2,5 cm. y las vamos colocando sobre la bandeja de horno dejando un espacio de unos 5 cm. entre bolita y bolita. Hay que recordar que luego se expandirán y no queremos que se peguen unas a otras.

 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada 

Una vez las tenemos colocadas en la bandeja de horno (de tener masa sobrante aconsejo volver a dejarla en la nevera hasta que terminemos el proceso de la primera remesa de galletas), utilizando un dedo o un instrumento de tamaño similar hacemos un hoyo en el centro de cada galleta. Ha de ser lo suficientemente profundo para que entre bien la mermelada y con cuidado de no rasgar el fondo de la masa (no queremos que se salga la mermelada por debajo por falta de masa).

 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada 

Con la ayuda de una cucharita o de una manga, rellenamos el hoyo con la mermelada de nuestra elección (sin trozos). En este caso utilicé mermelada de fresa y de naranja.

 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada

 

Hay que tener mucho cuidado de no rellenar demasiado las galletas con la mermelada, pues ésta se saldrá por la bandeja de horno durante el horneado y no quedarán bonitas. Rellenaremos un poco a ojo, teniendo en cuenta este aspecto de rasgo ‘volcánico’ e introduciremos menos de ½ cucharadita de mermelada por hoyo.

 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada 

Horneamos de 8-10 minutos, con mucho cuidado de que no se nos quemen. Han de dorarse levemente y hay que recordar que una vez fuera del horno, se irán endureciendo.

 

Pasado el tiempo de horneado las dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada 

¿El resultado? ¡Unas 30 galletitas con corazón de mermelada para disfrutar en cualquier momento del día! 

 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada 

Galletitas Caseras con Corazón de Mermelada
Write a review
Print
Ingredientes (aprox. 30 galletas)
  1. - 170 gr mantequilla, a temperatura ambiente
  2. - 110 gr azúcar blanco
  3. - 1 huevo
  4. - 2 cucharaditas extracto de vainilla
  5. - ¼ cucharadita sal
  6. - 220 gr harina
  7. - Mermelada, cualquier sabor (sin trozos)
Instrucciones
  1. - Preparar la bandeja de horno/ tapete de silicona y apartar.
  2. - Precalentar el horno a 190ºC.
  3. - En un bol, batir la mantequilla, el azúcar blanco y el huevo.
  4. - Añadir el extracto de vainilla y la sal y mezclar.
  5. - Integrar la harina, gradualmente, hasta que se forme una masa blandita.
  6. - Formar bolitas de unos 2,5 cm.
  7. - IMPORTANTE: si la masa está demasiado blanda, dejar en la nevera unos 15-20 min.
  8. - Colocar bolitas de masa sobre la bandeja de horno con 5 cm. de distancia entre bolita y bolita.
  9. - Utilizar un dedo o un instrumento de tamaño similar para hacer un hoyo en el centro de cada galleta.
  10. - Rellenar el hoyo con menos de ½ cucharadita de la mermelada que más nos guste.
  11. - Hornear de 8-10 minutos.
  12. - Dejar enfriar sobre una rejilla para galletas. Se endurecerán fuera del horno.
Notas
  1. - Podemos utilizar dos yemas de huevo o un huevo entero.
  2. - Si tenemos dificultad trabajando la masa en bolitas, la dejaremos enfriar en la nevera hasta que adquiera mejor consistencia.
  3. - Escogeremos el sabor de mermelada que más nos guste, procurando que no tenga trozos.
  4. - Importante hacer el hoyo con suficiente profundidad para que quepa la mermelada.
  5. - Importante no rellenar demasiado los hoyos con la mermelada pues ésta se saldrá por toda la bandeja de horno (menos de ½ cucharadita es lo ideal).
  6. - Especial atención al horno para que no se quemen.
  7. - Conservar en un recipiente herméticamente cerrado.
Adapted from Allrecipes.com
Adapted from Allrecipes.com
Tostadas en Octubre https://www.tostadasenoctubre.com/